Luego de la práctica, la delegación argentina fue a almorzar al restaurant de sus hermanos de Messi, en el centro de la ciudad