En el Eixample barcelonés encontramos el restaurante Casa de tapas Cañota, un lugar donde se fusiona el espíritu clásico con una fabulosa oferta de tapas.