Las patatas bravas, o simplemente bravas, son una de las tapas más sencillas y que más gustan.